8/3/10

El desaparecido salón de billares La Catedral



Este antiquísimo local situado la calle Cascajares nº 2, enfrente mismo de la Catedral fue el clásico escenario de las mejores partidas del billar vallisoletano.
Luis llevaba 62 años en el local de la calle Cascajares, desde que tenía 20. El salón comenzó su andadura en el año 1919, siendo regentado por Salvador Díez y siguió como negocio familiar hasta nuestros días. Originalmente denominado "Billares Salvador", cambió su nombre por el de "Billares La Catedral".


En esta foto de antes de la guerra, vemos a Salvador Díez atento
a una partida que disputan unos jóvenes





El salón de la calle Cascajares mantenía el sabor añejo de su condición centenaria, vio llegar y pasar modas. En un rincón, la pizarra con el número de cada mesa, donde se apuntaba la hora de comienzo de la partida. En otros, los ábacos y marcadores de madera, la vitrina donde se guardaban los tacos de los clientes habituales... Como una reliquia restaurada una tablilla de 'la imperial', modalidad para jugar con apuestas.




A mediados de los años 90 se hizo cargo del local su hijo Luís, hasta su jubilación, siendo su mujer Conchi quien lo regentó hasta su cierre en el mes de febrero de 2011.





En esencia el local no cambió apenas desde su apertura, con cinco mesas, un pequeño mostrador para bebidas, y una pizarra donde controlar el tiempo de las partidas. Eso si, tuvo que adaptarse aunque a regañadientes a las nuevas modas ya que originalmente tan solo ofrecía billar tipo carambola, teniendo que incorporar en los últimos años el billar americano dada su demanda.


El local abría todo el año, incluso domingos y festivos, como hizo su padre en los buenos tiempos, cuando había que esperar turno para ocupar alguna de las mesas porque siempre, mañana y tarde, estaban ocupadas.


Su privilegiada situación era un aliciente más para visitarlo, ya que a su alrededor se pueden encontrar las mejores tapas y los locales más animados de la ciudad.





Ver mapa más grande


Imprime este artículo

3 comentarios:

vazquez74 dijo...

Qué local más bonito, ojalá no se perdiera nunca. Debe tener un ambientillo...

LunaBoheMia dijo...

Es mítico y encantador! No soy aficionada al billar, pero me encanta pasar por delante de este lugar todos los días..Ojalá permanezca ahí mucho tiempo más!...

ekarral dijo...

Yo solo entre una vez...para cotillear..y no me defraudo...fue un autentico viaje en el tiempo. Alguien sabe que se esta tramando en ese local??? Porque estan haciendo reformas....

 
Subir