26/6/10

El Teatro Carrión


En los años de la posguerra reaparece el arquitecto de origen ovetense Ramón Pérez Lozana (1889-1954), con este relevante edificio destinado a teatro inaugurado un 25 de marzo de 1943, que según sus dueños –los hermanos Carrión- era la más suntuosa sala de Valladolid. “La octava mujer de Barba Azul”, con Gary Cooper y Claudette Colbert, contribuyó a dar brillo a la premier.
Reconstruido tras sufrir un incendio en el año 1956, cuenta con dos plantas, para la misma sala. Parte de la fachada y la escalera interior están consideradas como patrimonio histórico. Un teatro con historia, reformado hace pocos años y con una acústica excelente.



El edificio enlaza con una vieja tradición que ha dejado buenas muestras en la ciudad, afortunadamente conservadas, en la centuria anterior: teatro Lope de Vega (1861) y Calderón (1863), ambos de Jerónimo de la Gándara o el Teatro Zorrilla (1884), de J. Ruiz Sierra.

Entrada principal del teatro en el año 1967

El teatro Carrión posee menos pretensiones que cualquiera de los citados, y una más discreta, aunque céntrica, localización.


Es una arquitectura moderna, sin llegar a poder definirse de racionalismo estricto, que obliga a poner las agujas históricas de los primeros años cuarenta en una franja horaria histórica concordante con los ensayos compositivos y de lenguaje de tres lustros antes.


Ver mapa más grande


Imprime este artículo

2 comentarios:

vazquez74 dijo...

Un edificio de líneas puras en un estilo no siempre valorado, y en muchos casos olvidado, destruidos sus más relevantes ejemplos a manos de los especuladores.
Un saludo.

vallisoletano dijo...

Para mi, no sólo el recuerdo de las películas con mis padres. También el espacio donde los hermanos lasalianos nos entregaban los "premios" competitivos de fin de curso. Puro humo a estas alturas.

 
Subir