10/7/10

El asilo de la caridad

El Asilo estuvo en un inicio en la calle Pi y Margall. En la casa nº 32 de esta calle se reune en 1907 lo que había sido la antigua Tienda-Asilo y el Asilo de la Mendicidad. Sin embargo el edificio no reunía las condiciones debidas y en 1911 se inician las gestiones para construir otro.

Colocación de la primera piedra el 22 de septiembre de 1911.
Foto: Norte de Castilla

El presidente del asilo firmando el acta de colocación de la primera piedra. Foto-Diario ABC

La casa de Pi y Margall no se derribará hasta 1919 cuando ya se habían finalizado las obras del nuevo Asilo y llevaba un año funcionando.
El Norte de Castilla recoge la noticia de la colocación de la primera piedra del nuevo asilo. En el artículo que publica se transcribe íntegra el acta, que decía así: "Colocación de la primera piedra del edificio para Asilo de la Caridad, Institución benéfica dedicada a la extinción de la mendicidad que se construirá en terrenos cedidos para este fin por el Excmo. Ayuntamiento entre las calles de Chancillería, Gondomar y Empecinado.


El solar que ocupó fue donde primitivamente estuvo instalado el edificio que cobijó a los Huérfanos del Colegio de Santiago. Al ser notorio el mal estado de la construcción y correr rumores de la posible traslación del colegio a Zaragoza, se decide por parte del Ayuntamiento instalarlo en unos locales pertenecientes a Caballería. El primitivo colegio se derribó y en octubre de 1910 el Ayuntamiento decide cederlo gratuitamente para Asilo.

Comedor del Asilo. 1933
Foto: Norte de Castilla

El edificio es todo él en su exterior de ladrillo, aunque no sigue el autor un estilo definido. La inauguración fue en plenas ferias de la ciudad el 23 de septiembre de 1918 y en los artículos que se publican en los periódicos locales se califica de higiénico y confortable. En los años siguientes se adquieren solares contiguos y se finalizan obras pendientes como las de la cocina. En las décadas de los 50 y 60 se reparan la galería y se restauran las paredes, siendo evidente las deficientes instalaciones de muchos servicios. En el año 1962, el antiguo Asilo de la ciudad cambia de nombre por “Residencia Nuestra Señora del Carmen”, cuya tutela pertenece a la Asociación Vallisoletana de Ayuda a la Ancianidad y a la Infancia ASVAI, nombre actual que adoptó en 1972. Entonces se decide la total renovación del edificio.

Reparto de juguetes en el Asilo en el año 1933
Foto: Norte de Castilla


Daños causados en la techumbre de la fachada de Chancillería por el incendio del Asilo,
recogido por El Norte de Castilla el 1 de diciembre 1933



El retoño del Asilo, la Residencia de Nuestra Señora del Carmen, supone haber tocado fondo y empezar a ilusionarse con una nueva meta: la mejora asistencial de los ancianos acogidos, pues, mirando al vecindario, habría que responder al naciente problema de la tercera edad. Lo que singulariza a la Asociación Vallisoletana de Ayuda a la Ancianidad y a la Infancia, el nuevo jalón histórico desde primeros de enero de 1972, es comenzar arropada por las señas de identidad legadas por el Asilo.

Patio de la residencia en la actualidad

Los fines para los que se constituyó ASVAI se realizan en el centro “Residencia Nuestra Señora del Carmen” en Valladolid, así como también en el resto de la ciudad y su provincia por medio de la Fundación Social ASVAI, gracias al trabajo que realizan cotidianamente las religiosas, los directivos, voluntarios, profesionales, personal y colaboradores.


Todos ellos han hecho posible que las ideas surgidas hace más de cien años, sean hoy en día una palmaria realidad, con el ferviente deseo y propósito de continuar otros tantos años. Tenemos la seguridad de que siempre existirán personas necesitadas de ayuda que le será aportada por otras que tienen un “corazón de oro” para dedicarse a la asistencia de los demás.


Ver mapa más grande


-Fuente: Desarrollo y urbanismo arquitectónico en Valladolid (María Antonia Virgila Blanquet)

Imprime este artículo

No hay comentarios:

 
Subir