15/12/10

La antigua plaza de la Red

En el plano de Bentura Seco aparece la plaza de la Red detrás del antiguo Ayuntamiento

Detrás del Ayuntamiento, la Rinconada fue una zona objeto de reedificación después del año 1561, a causa de haber sido afectada por el incendio que se inició en la esquina de la calle de Platerías con Cantarranas.
Constituye un espacio amplio cuyo nombre proviene de la serie de rincones o corrales que hubo, en épocas pasadas, donde se depositaban los productos que los comerciantes foráneos traían a vender a la villa del Pisuerga.
Dentro de la Rinconada había otra placeta, la Red, lugar destinado a la venta del pescado, y una hermosa fuente del viaje de Argales que entró en funcionamiento en 1618, tras muchas vicisitudes; hay también pilones y abrevaderos para el ganado.
La Red era un lugar destinado a la venta del pescado fresco. Allí estaban instaladas una serie de tablas o casetas para exponer el producto a la venta. Era el único mercado autorizado, aunque también se vendió pescado en la Redecilla, al final de la calle de Francos.

Esta placa de bronce en el suelo señala la antigua plaza de la Red

Era un lugar muy típico dentro del ámbito de la Rinconada, que el vulgo conocía por las “cinco llagas”, por ser cinco las casetas donde se vendía el pescado.
Se hicieron diferentes arreglos, siendo los más importantes los de 1673 y 1689. En la primera de estas fechas el conjunto de puestos de la Red experimentó una reestructuración para dotarle de las mismas comodidades que tenían las Carnicerías y proveerle de algunos bancos con respaldo.
De la obra hecha en 1689 disponemos de la traza y condiciones presentadas por José Gómez, para llevar a cabo la reparación “de las tablas en que se pesa el pescado fresco y remojado”. Se trataba de un gran puesto que comprendía cinco tablas. Esta estructura permaneció idéntica en líneas generales hasta 1781.

-Fuente: Urbanismo y arquitectura de Valladolid en los siglos XVII y XVIII. (Mª Dolores Merino Beato) ISBN: 84-505-8706-9
Imprime este artículo
 
Subir