9/7/11

Gustavo Martín Garzo


Nació en Valladolid en 1948. Su infancia transcurrió en Villabrágima que, junto con Medina de Rioseco, aparecen como escenario de muchas de sus novelas. Cursa Filosofía y Letras en Madrid, especializándose en psicología clínica, profesión que ha ejercido hasta hace unos años. En estos años de estudios universitarios nacen en él dos de sus grandes pasiones: el cine y la literatura.
A la crítica literaria llega de la mano de revistas como Un ángel más, de la que fue codirector con Carlos Ortega y Miguel Suárez, y El signo del gorrión, de las que además fue fundador.
Su primera novela se publica en 1986, Luz no usada, que en la actualidad considera una novela de aprendizaje. Una tienda junto al agua, su segunda novela, aparece en 1991 y obtiene en León el Premio Emilio Hurtado 1991 por su libro El amigo de las mujeres.
En 1993 publica El lenguaje de las fuentes, por el que consigue el Premio Nacional de Narrativa, que obtiene una excelente crítica y acogida en los medios literarios más exigentes, y se da a conocer a un público más amplio.
En 1995 recibe el Premio Miguel Delibes por su novela Marea oculta, ese mismo año publica La princesa manca. En 1996 aparece La vida nueva, y en 1997, cuatro textos suyos Los cuadernos del naturalista, Ña y Bel, El pequeño heredero y El pozo del alma una especie de ensayo autobiográfico. En 1999 recibe el Premio Nadal por Las historias de Marta y Fernando.


En el 2000 publica El valle de las gigantas y Una miga de pan. 2001 fue el año de El hilo azul y La soñadora, ambos recibidos con entusiasmo por crítica y público. En 2003, publica El libro de los encargos –compilación de artículos-, Pequeño manual de las madres del mundo –relatos-, y Tres cuentos de hadas –libro en la mejor tradición del cuento centroeuropeo-, con el que obtiene el Premio Nacional de Literatura infantil y Juvenil, afianzan la importancia de Gustavo Martín Garzo en la literatura en español. Sus últimos libros son: Los amores imprudentes, y Mi querida Eva, su última novela hasta el momento.
Colabora en los más importantes medios periodísticos. En el año 2003 obtuvo el Premio de la Fundación Germán Sánchez Rupérez al Fomento de la Lectura por su artículo Instrucciones para enseñar a leer a un niño, y en el 2007 el Premio 150 aniversario de El Norte de Castilla por su artículo Las colinas de Gnog.
La tendencia a sumergirse en el mundo de lo fantástico y del misterio, el gusto por el prodigio, el amor que crea y destruye, la infancia, el papel primordial de la mujer y el asombro del perpetuo descubrimiento de la literatura son los temas recurrentes de sus relatos y ensayos.
En el año 2006 ha publicado La calle del paraíso, un libro de memorias sobre Valladolid y en el 2007 El cuarto de al lado, un libro con pequeños textos que van desde el poema en prosa hasta el pequeño relato.



Imprime este artículo

1 comentario:

Miguel Ángel dijo...

El día 28 de marzo de 2009, Gustavo Martín Garzo tuvo el honor de pregonar a la Semana Santa en la Catedral de Valladolid. Su pregón, muy discutido desde que se conoció su designación, fue largamente aplaudido y ovacionado.
Está recogido en estos dos blogs:
http://mavs-mipequenomundo.blogspot.com/2009/03/un-mensaje-de-esperanza-y-de-vida-de.html
http://domuspucelae.blogspot.com/2009/04/memorable-pregon-de-semana-santa.html

 
Subir