6/10/11

El Kiosco del Caño Argales




A principios de los años 80 se renovaron los establecimientos de ventas de periódicos (kioscos) por otros más espaciosos que ponían a la vista del público todo género de publicaciones púdicas e impúdicas. Uno de los que permaneció tal como fue el que hay en Caño Argales, que parece haberse escapado de una acuarela francesa de principios de siglo.
Pero no es solo el valor estético el que me impulsa a mediar en favor del citado kiosco, que con ser mucho, no llega al valor sentimental que su presencia proporciona, ya que igual que este kiosco, fueron aquellos dos que en la Plaza Mayor escoltaron durante muchos años a la estatua del Conde Ansúrez. Uno de aquellos kioscos se llamó el kiosco Valero, sin duda porque el propietario a la sazón tendría dicho apellido .
Igual a este kiosco fue aquel otro que hubo en El Campanillo y en el que durante muchos años vendió pan con su sonrisa angelical y sus suaves modales Rosa, la panadera.

El Kiosco cuando aún funcionaba y no había sido vilmente agredido por el vandalismo callejero.
Foto-AMVA

Son objetos éstos que si bien en apariencia carecen de valor, sin embargo, merecen el mismo respeto que el anciano, a quien por inutil que sea, no se le puede condenar a muerte cierta. Son estos kioscos como esas flores que se encuentran aprisionadas en un libro y que un día tuvieron aroma y ahora solo conservan el color desvaído y acaso en su semblante marchito, el eco lejano de un madrigal o de una "dolora" de Campoamor.
Insisto ante quien corresponda y recurro en casación ante quien proceda para que se respete el kiosco de la plaza del Caño Argales porque es parte de la pequeña historia provinciana, porque es parte de aquel Valladolid de ochenta mil habitantes sin más industria que los talleres del Norte o la cerámica de Silió, ni más piscinas que las casetas de Gerardo, la Carola y "El Niágara" y sin más salas de fiesta que "El Friné", "El Liceo", "La Alegría" y "La Parisiana".

-Fuente: Valladolid en la Nostalgia. (Angel Allué). I.S.B.N: 84-86047-39-O
Imprime este artículo

No hay comentarios:

 
Subir