10/2/12

El Colegio El Salvador


Un día de 1906, un grupo de profesores se reunió en una cervecería situada en la calle del Salvador de Valladolid. Algunos de ellos, a cuya cabeza se encontraba D. Agustín Enciso, tenían la idea de fundar un colegio e iniciar las actividades del mismo lo antes posible.
En la reunión acordaron alquilar el edificio situado en el número 1 de esa misma calle, que además le dio nombre. Según la tradición oral, los primeros alumnos acudieron ya en el curso 1906-07.
Pero el edificio que nos ocupa no fue sede del Colegio hasta 1918, cuando D. Agustín adquirió en propiedad el caserón situado en el número 2 de la Plaza de San Pablo. De este modo, la familia Enciso quedó ligada a “El Salvador” hasta 2003, el año de su cierre.
Remontándonos a 1605, el inmueble recién adquirido por el profesor rebosaba historia por los cuatro costados, ya que formaba parte de los edificios auxiliares del cercano Palacio Real (actual Capitanía General). En concreto, la nueva sede de “El Salvador” era la Casa del Conde de Miranda, que fue reformada en el reinado de Felipe III y destinada a salón de baile.

Antiguo edificio del colegio, derruido en 1957

En la Corte se conoció a la construcción como “El Salón de los Saraos” y alcanzó su momento más importante cuando el monarca Felipe IV, de regreso de la frontera francesa, visito la ciudad que le vio nacer y se representó en él una comedia.
Al igual que actualmente, pasado el oropel de la Corte, el caserón se dejó abandonado y permaneció así hasta que en 1786 se volvió a reformar para albergar el Sanatorio Psiquiátrico de San Rafael.


Volviendo a los años 20, la dirección del centro decía poseer “una hermosa finca de cultivo y otra dedicada exclusivamente al deporte, de tal amplitud que pueden celebrarse simultáneamente juegos que, como el football, croquet, lawn tennis y tiro al blanco, necesitan el mayor campo” hecho que podemos comprobar en la fotografía del satélite.
Como hemos comentado, el Colegio El Salvador debe su nombre a la calle en la que se ubicó su primera sede y no a un carácter religioso.
No obstante se contaba entre el profesorado con un capellán y un director espiritual que aseguraban un catolicismo “laico, abierto y tolerante, basado en la práctica libre y voluntaria”
Por aquellos años, los honorarios eran de 10 pesetas al mes por la enseñanza de primer grado, 15 por la de segundo y 20 por la de tercero. La segunda enseñanza, comercio, ciencias y peritos agrícolas, 30 pesetas mensuales.


Los internos pagaban 4 pesetas diarias más una de enseñanza y los alumnos universitarios una pensión mensual de 150 pesetas más 50 por la enseñanza.
En los años 30 se renovaron las instalaciones, dotando al centro de calefacción central, cuarto de baño y duchas, un patio de 2000 metros cuadrados y un frontón.
Es por esta época cuando se construye el pabellón para chicas que “sometidas al mismo régimen de los varones, pero con estudio y vigilancia en absoluto independiente de éstos, pueden asistir a las enseñanzas del Colegio las señoritas que lo deseen”.

Obras de construcción del coleio El Salvador en el año 1957. Foto: AMVA

En la actualidad

En 1957 el Ayuntamiento de Valladolid otorga la Medalla de Oro de la Ciudad al Colegio y ese mismo año, el viejo caserón que lo albergaba es sustituido por un edificio de nueva planta que diseñaron dos antiguos alumnos, Ángel Ríos e Isaías Paredes.
Durante cuatro décadas más, el Colegio continuó funcionando con normalidad.
Miles de alumnos pasaron por las aulas del majestuoso inmueble hasta junio de 2003, cuando el centro vivió su último día lectivo tras haber sido vendido por la familia Enciso el año anterior.
En estas imágenes de 1998, capturadas de un documental cedido por RTTVIDEO, podemos ver un día cualquiera en al vida del centro, como un aula repleta de alumnos, la clase de gimnasia en el patio y las instalaciones deportivas, que contaban con un campo de rugby.




El alcalde de Valladolid, Javier León de la Riva, ha considerado que la ubicación "ideal" para el futuro Palacio de Congresos sería la del actual colegio de El Salvador, aunque ha reconocido las dificultades que entrañará el alcanzar un acuerdo para la adquisición de la parcela.

Cronología del Colegio de El Salvador desde su cierre
Enero del 2005. La sociedad Hotel San Pablo S. L. estudia la construcción de un hotel de cinco estrellas en el edificio con 154 habitaciones, balneario urbano, un gran patio acristalado y un aparcamiento para cien coches.
Enero del 2006. El proyecto del hotel entra en vía muerta. Ayuntamiento y empresa no llegan a un acuerdo económico para recalificar el centro. Los promotores ofrecen 2,4 millones de euros y el Consistorio pide el doble.
Junio del 2006. El Gobierno analiza la viabilidad de convertir el colegio en la Ciudad de la Justicia. Los propietarios piden 30 millones.
Junio del 2007. El ministro Bermejo descarta la compra del colegio por ser una venta «especulativa».
Abril del 2009. El Ayuntamiento desestima el uso hotelero del colegio.




Ver mapa más grande


-Fuente: Y me quedé esperando al tren
Imprime este artículo

No hay comentarios:

 
Subir