14/7/12

La ventana más famosa de Valladolid



Uno de los paisajes más emblemáticos de la ciudad de Valladolid está constituido por el Palacio de los Pimentel situado en la monumental plaza de San Pablo. Su balcón en esquina es uno de los elementos artísticos más conocidos de los vallisoletanos y todo el edificio permanece en la memoria colectiva de la ciudad a través del nacimiento en él del rey Felipe II y de la anécdota o quizá leyenda de que fue sacado por una ventana para poder ser bautizado en San Pablo. Pero a esta ventana y a su leyenda ya me referí en un artículo publicado en este blog.


Hoy me centro en la otra, quizá la más conocida de la ciudad por ser la más llamativa y ya resulta curioso que en un mismo edificio se concentren las dos ventanas más famosas de Valladolid.
Esta ventana plateresca se sitúa en el torreón, a la altura del primer piso y es el elemento arquitectónico más notable de todo el palacio. Tiene todas las características del naciente estilo plateresco importado de Italia, que sustituía poco a poco al gótico flamígero.


Se plantea como una portada que se cubre con arco pentagonal, y se adorna con medallones, columnas, bichas y otras fantasías decorativas.
Su estilo se relaciona con el escultor Diego de Siloé.

Imprime este artículo
 
Subir