16/9/12

Las Fuentes de Piedra

Fuente de la Plaza Tenerías


En la primera mitad del siglo XX se adopta para la generalidad de las fuentes públicas una estructura con base de piedra, como de metro y medio de altura, con el escudo de la ciudad de Valladolid como mascarón, con la variante de uno o dos caños de bronce con sus correspondientes pilas, y coronadas, al principio con una farola y más tarde en los años 50, con un bolo también de piedra.
La Comisión Permanente, en noviembre de 1950, acordó instalar una fuente de piedra labrada, por un importe aproximado de 2.250 pesetas, en el andén situado frente al matadero municipal. La fuente sería abastecida por la conducción de las Arcas Reales primero, y con las aguas del canal más tarde.

Plaza Universidad

En la segunda mitad del siglo XX se levantaron o renovaron fuentes con fábrica de piedra en diversas calles y barrios. En 1952 se fechan las de plaza de Cruz Verde, plaza de Carmen Ferreiro, plaza de la Universidad y plaza de San Nicolás; en 1953 la de plaza Tenerías; y en 1958 en la calle Claudio Moyano esquina con calle Santa María. Y esta misma labra es la que se extiende por los numerosos lugares en los que se fueron instalando fuentes en los años siguientes: barrio de España, avenida de Palencia, plaza Circular, plaza de Rosarillo, plazuela de los Ciegos, plaza San Juan, plaza Rafael Cano, etc.

Plaza de la Cruz Verde

También se instalaron fuentes de piedra, pero más pequeñas y sin bolo ni escudo en otras calles: frente a Chancillería, plaza de San Pablo, Arco de Ladrillo, en la Plaza de Fuente Dorada, y en calles de barrios como Pilarica.
Las fuentes de piedra han convivido y conviven, con otras fuentes de estructura metálica, cilíndricas y dotadas con un sencillo grifo, en barrios como San Adrián, Belén o Pilarica.

-Fuente:  Fuentes de Vecindad en Valladolid. Jesús Anta Roca



Imprime este artículo
 
Subir