1/9/12

¿Qué fue de los primitivos faroles decorativos del Campo Grande?

En esta fotografía de finales del siglo XIX podemos ver dos de las cuatro farolas que flanqueaban el acceso al Paseo Central del Campo Grande


En el año 1878 se llevó a cabo la más importante reforma del alumbrado en la zona del Campo Grande, unida, naturalmente, a la gran transformación realizada en dicho parque por el alcalde Miguel Iscar

Obras de instalación de la farola de la Solanilla de la Antigua en los años 60
A finales del mes de abril se decidió acometer la colocación de faroles del paseo Central, trasladando los antiguos a la Acera de Recoletos. Se pensaba colocar un grupo de faroles a la entrada del paseo y luego 42, más sencillos, distribuidos  a ambos lados.


Farol sito en la Solanilla de la Antigua


Para decorar el comienzo y el final del Salón central se decidió colocar cuatro candelabros decorativos de fundición de hierro, dos en cada extremo.


 El vallisoletano taller de fundición Gabilondo trabajó en la creación de estos faroles monumentales. Nos interesa de manera especial cuanto refiere a estos candelabros, ya que constituyen prácticamente casi el único elemento decorativo de cierta importancia que ha llegado hasta nosotros de la fecha de creación del Campo Grande.
Conocemos el emplazamiento de tres de los cuatro candelabros que permanecieron en el Paseo Central hasta una fecha, imprecisa, del primer cuarto del siglo XX. Tras haber recorrido diversas zonas de la ciudad, hoy se hallan situados dos de ellos en la Rosaleda del parque de las Moreras y un tercero en la Solanilla de La Antigua.

Farolas sitas en el Parque de las Moreras

Los candelabros son de un bello diseño. De cinco brazos, el fuste se adorna con niños semidesnudos. En la base, octogonal, entre escudos municipales se lee con toda claridad en dos carteles: “Fundición de Gabilondo Hs. Valladolid” por un lado, y en el otro “Ayuntamiento de Valladolid, 1878”.
Esperemos que este artículo sirva al menos para que no queden en el olvido estos faroles y su importancia histórica, no sea que a alguien, algún día, le de por sustituirlos por otros más modernos y los perdamos definitivamente. También sería interesante saber que fue del cuarto de ellos.

-Fuente:  Desarrollo urbano y proceso histórico del Campo Grande de Valladolid. María Antonia Fernández Del Hoyo. ISBN: 84-500-4970-9


Imprime este artículo

1 comentario:

Anónimo dijo...

Falta el Farol de la Solanilla, espero que le hayan retirado para su restauración y pronto pueda lucir al lado de la Torre de la Antigüa

 
Subir