21/2/13

Hostal Lucense; el andamio enquistado.




En 1996 cerraba uno de los hostales con más solera de Valladolid, sobre todo para los aficionados al mundo de los toros, el Lucense, con el objetivo de llevar a cabo una rehabilitación completa del inmueble. Tras 16 años cerrado, el edificio, situado en las confluencias entre el Paseo Zorrilla y la calle Puente Colgante, ha experimentado un visible deterioro que ha obligado a colocar andamios para evitar el desplome de su fachada, protegida en el PGOU. El problema se encontraba en que el edificio tenía múltiples propietarios, lo que ha dificultado que se pusieran de acuerdo a la hora de acometer la intervención. 


No obstante, tras llegar a una cuerdo entre las partes, el año pasado obtuvo la correspondiente licencia de obras tras varios proyectos desestimados. Así, el futuro de ese bloque será respetar la portada de ladrillo existente y levantar una torre de viviendas de modo retranqueado de manera que visualmente la nueva construcción vaya en paralelo a la contigua existente.
Su fachada, que fue limpiada de los carteles que la cubrían en 2010, está anclada a una antiestética estructura metálica desde hace más de una década. 


15/2/13

Un monolito al General Mola



La granja de Aguilarejo está situada en el término municipal de Corcos del Valle (Valladolid). Se distingue por la silueta inconfundible de su casa fuerte, que trasplanta a la Meseta el modelo torreado de palacio montés. Es una construcción de los años veinte que tiene adosada una capilla neorrománica y haciendo corro, en torno al pedestal del Corazón de Jesús, las casas de los aparceros. En la plazuela de la granja un monolito de tiempos de la guerra civil recuerda que aquel era el aeródromo usado por el general Mola en sus visitas bélicas a Valladolid, cuando todavía no existían las pistas de Villanubla


El  3 de  junio  de  1937,  el  general  Mola  fallece  cuando  se dirigía en avión de Vitoria a Valladolid, al chocar  a causa de la  niebla,  contra  un  cerro  en  las  proximidades de  Alcocero.  La noticia conmueve a toda España y se convierte en titular   de primera página  en  la  Prensa mundial. 

Vecinos de la localidad burgalesa de Alcocero (denominada Alcocero de Mola desde el accidente hasta nuestros días) junto a los restos del aparato siniestrado que ellos mismos tuvieron que bajar desde el monte. (Haga clic en la imagen para verla ampliada). 


Mola, organizador del  Movimiento  del  18  de  julio,  rodeado  de  una aureola  extraordinaria (entre el bando nacional se entiende)  muere  en  plena  ofensiva.  Franco  asume  personalmente el  mando  del  Ejército  del  Norte  y  nombra a su  colaborador   el  general  Dávila  como  sustituto  de  Mola.  


7/2/13

Hermanos Santaolaya. Otra vez la piqueta.



Tal vez no fuese más que el último vestigio de un antiguo almacén de frutas. Una simple fachada de ladrillo pero al menos para mi, tenía un especial encanto. 


Siempre soñé con que tal vez fuese restaurada y convertida en cualquier cosa, pero respetando ese frontal de estilo fabril que tanto me gustaba. Pero no, finalmente la dichosa piqueta se la ha llevado por delante, rememorando aquellos malditos años en los que Valladolid perdió gran parte de su patrimonio histórico en pro de inmensas y horrorosas moles de cemento y cristal. En este caso un hotel ocupará su lugar. Pero qué le vamos  a hacer. 


Sirva esta entrada para despedir a este encantador rincón que tanta personalidad daba a la calle Cardenal Cos. Descanse en paz.




-Fotos de las obras cortesía de https://twitter.com/LilithPiraten

4/2/13

Tadeo Jones; un ilustre explorador vallisoletano




Nombre, Tadeo Jones, lugar de nacimiento, Valladolid, fecha, el 26 de abril de 1977. Así consta en su pasaporte y serán pocos los que sepan que  el  famoso explorador nació en la capital del Pisuerga, no sabemos en qué hospital, pero seguro que esto es un hecho desconocido por casi todos los vallisoletanos. 







Creado por  el director y animador originario de Valladolid Enrique Gato, la película, ganadora de tres Premios Goya, ha hecho las delicias de pequeños y mayores.




Tadeo Jones es un patoso obrero de la construcción que quiere ser un famoso arqueólogo y que tiene facilidad para meterse en líos. Luego llegarían Sara, una intrépida arqueóloga; Belzoni, un loro mudo con mucho carácter: Jeff, el perro de Tadeo; y Freddy, un guía con un abrigo multiusos.
Un pucelano más del que sentirnos orgullosos.

-Fuente: El día de Valladolid
 
Subir