29/2/16

El Palacio de Justicia de Valladolid (Audiencia Provincial)

Foto: europaenfotos.com

En 1505 los Reyes Católicos compraron el edificio de la Real Chancillería y el Palacio de los Vivero para instalar la Real Audicencia y Chancillería como máxima instancia jurídica de la Corona de Castilla. En 1834 fue suprimida y sustituida por la Audiencia Territorial (actual Tribunal Superior de Justicia). Hacia mediados del siglo XX se trasladó a la calle Corredera de San Pablo (actual calle Angustias) y pasó a llamarse Palacio de Justicia, incluyéndose en él la Audiencia Provincial.


Así nos mostraba la zona Ventura Seco en su plano de 1738


Los primeros pasos para su construcción se dieron en los años de la República y en 1936 ya se habían comenzado las expropiaciones, la mayoría tierras de labor (desde la calle Conde de Ribadeo hasta la Plaza de San Miguel eran tierras de labranza y una carbonería; la calle Felipe II no existía). En junio de ese mismo año se amplió el ámbito de expropiación a las huertas vecinas, que ocuparían posteriormente casas judiciales. En 1945 se hicieron los cimientos del actual Palacio de Justicia (pilares de hormigón armado, solidez absoluta y piedras traídas probablemente de Campaspero); la obra estuvo mucho  tiempo parada, no se sabe si por motivos económicos o de otra índole. En 1948 se aumenta nuevamente el ámbito de construcción hasta la calle Conde de Ribadeo, finalmente se ceden los terrenos el Estado en 1949.


Hall de entrada al edificio

El edificio de lenguaje clasicista, ya estaba en construcción en 1940, y por tanto el proyecto definitivo que hace José María Rodríguez Cano en 1951 debío de incorporar lo ya realizado. Como nota curiosa  hay que destacar que el mármol que adorna las paredes de este Palacio de Justicia fue extraído expresamente de Carrara, ciudad italiana situada al pie de los Alpes.



La construcción del palacio de Justicia coincidió en el tiempo con la inauguración en Valladolid de tres grandes fábricas: NICAS, ENDASA Y TAFISA y dos industrias del automóvil, FASA Y SAVA. Estas empresas dotaron a la ciudad del Pisuerga de un aire de prosperidad económica, ambición de sus habitantes por vivir bien y la paulatina transformación urbana de Valladolid. Lógicamente la actividad fabril conlleva el aumento de pleitos judiciales con lo cual el Palacio de los Vivero se quedaba pequeño.

Al fondo a la izquierda el Palacio de Justica. En frente el moderno edificio de los juzgados.

Gracias a una visita del Candido Conde-Pumpido (el padre del conocido fiscal jefe), Presidente de la Audiencia Territorial, las obras se aceleraron y el Palacio de Justicia se inauguró en 1960, con la presencia del entonces Ministro de Justicia Don Antonio Iturmendi Bañales, entre otras personalidades.
Toda la administración de Justicia se albergó en el edificio, más el Colegio de Abogados y el de Procuradores; también había, aparte, una capilla, un bar, un estanco y la vivienda del presidente de la Audiencia Territorial y la del Fiscal Jefe. Con el tiempo estas dependencias, debido a la escasez de espacio, se habilitaron para despachos y oficinas.
El palacio de Justicia de Valladolid, como ocurre con la mayoría de los edificios públicos, ha sufrido cambios en su estructura a lo largo de los años, como consecuencia natural de la distinta organización de los servicios. Cuando se inauguró ya se vislumbró pequeño, de ahí la creación en la década de los 90 del edificio de los juzgados enfrente, la dispersión de las sedes judiciales y la creación en un "futuro no muy lejano" del Campus de la Justicia.


Imprime este artículo

1 comentario:

Contacto Paida Cable dijo...

¡Besos!
Es la primera reseña que veo, y aunque me llamaba la atención, quizá no creo que me guste demasiado...

 
Subir