16/10/09

El desaparecido Convento de San Francisco

Representación del Convento de San Francisco en una pintura de 1656.

El convento de San Francisco, de Valladolid, España, fue fundado en el siglo XIII y situado extramuros de la ciudad, frente a la plaza del mercado (que sería la futura Plaza Mayor). El convento fue protegido y patrocinado en ese siglo por doña Violante, esposa del rey Alfonso X el Sabio. Su existencia incidió mucho en la vida social y religiosa de Valladolid durando hasta 1836, en que fue demolido y sus solares fueron puestos a la venta. A partir de esa fecha, pasa a formar parte del patrimonio perdido de la ciudad de Valladolid.

Maqueta de Dionisio Manzano Urdiales

Cristóbal Colón murió en Valladolid en mayo de 1506 y fue enterrado en la iglesia de este convento de franciscanos. Aunque sigue sin saberse (año 2007) en qué casa u hospital murió exactamente, durante la conmemoración del V centenario de su muerte el Ayuntamiento de Valladolid colocó una placa en su recuerdo en el lugar donde se hallaba el convento de San Francisco.

Historia del convento

Los franciscanos llegaron a la ciudad de Valladolid en el primer tercio del siglo XIII, aunque hay muchas discusiones sobre la fecha exacta. El documento de fundación está perdido y los distintos historiadores e investigadores han ido barajando fechas acordes con otros acontecimientos y con los viajes que el propio San Francisco hiciera a España para fundar conventos. El arquitecto y académico de Bellas Artes Juan Agapito y Revilla hace mención a la fecha de 1210 como llegada de los franciscanos a Valladolid tomando como referencias las opiniones de los historiadores de esta ciudad Matías Sangrador Vítores,[2] Ortega Rubio, González García-Valladolid y Juan Antolínez de Burgos (el historiador más antiguo) que dice en su Historia de Valladolid:

La fundación del convento del Señor San Francisco de Valladolid fue en la era de 1248, que es año de 1210, por uno de los compañeros del Santo llamado fray Gil, lo cual fue dos años después de su conversión y a los 27 de su edad. […]

En los primeros años del siglo XX se dio a conocer un manuscrito (que se había dado por perdido) escrito en 1660, con el título abreviado de Historia inédita del convento de San Francisco de Valladolid. El descubridor del manuscrito fue el erudito Antonio de Nicolás y los estudiosos del texto y divulgadores fueron Agapito y Revilla y José Martí y Monsó, poniendo el original a buen recaudo en la biblioteca del Colegio de Santa Cruz de Valladolid. El autor de dicho descubrimiento es el padre franciscano Matías de Sobremonte. Este fraile fue un estudioso de la historia de los conventos de su orden, entre los que se cuenta éste de Valladolid. Sobremonte habla de la tradicional fecha de 1210 como fundación del convento vallisoletano pero al mismo tiempo lo pone en duda haciendo otras consideraciones. Investigadores de los siglos XX y XXI han asegurado una fecha posterior, hacia 1230, estando completamente de acuerdo en cuáles fueron los comienzos y en su posterior traslado en la década de los 60 del siglo XIII.

Portada del convento de San Francisco en Valladolid. Está realizada en cerámica y copiada de un dibujo de Ventura Pérez (siglo XVIII). Ubicada al fondo del Callejón de San Francisco (sin salida) que antaño era una calle que daba a la Plaza Mayor por el lado norte. Desde esta calle se tenía la perspectiva de la portada del convento en la acera contraria.

Comienzos y traslado

La reina Berenguela I de Castilla, esposa del rey de León Alfonso IX, cedió a los padres franciscanos los terrenos de una finca que se hallaba en la zona conocida como Río de Olmos.Es posible que esto sucediera hacia 1230, pero, como ya se ha dicho, la fecha es controvertida. Este lugar estaba bastante alejado de la ciudad, además de considerarse (con razón o sin ella) bastante insalubre para vivir. Los franciscanos tratan siempre de edificar sus conventos en la propia ciudad, o al menos en las afueras cercanas, pues su condición de predicadores y mendicantes requiere un continuo roce con la ciudadanía. Algunos años más tarde otra reina, Violante, esposa de Alfonso X el Sabio les ofreció un terreno y unas casas cerca de la primera muralla, para su posible traslado. Para esto dictó una carta-donación el 6 de marzo de 1267, firmada en Sevilla, en la que declaraba que cedía terreno y casas

…a pro é á salud é honra del Rey é de mis fijos e de mi compañía.

El amplio solar estaba situado extramuros pero pegado a la gran extensión que por entonces se utilizaba como mercado. Pasados los siglos todo este espacio quedaría en lo más céntrico de la ciudad de Valladolid. Al principio tuvieron los frailes muchas dificultades con el traslado pues contaban con la oposición del abad, del infante Sancho y del Cabildo Colegial, pero el apoyo de la reina Violante fue definitivo para la nueva ubicación de los franciscanos. Un siglo más tarde, otra reina, María de Molina, protegería también este convento, haciendo donación de unas casas-palacio que ella conservaba adyacentes a las instalaciones de los franciscanos y que daban a la calle de Olleros y que formarían parte de la ampliación.

Dibujo de la portada del convento realizado por Ventura Pérez para
ilustrar la Historia de Valladolid de Antolínez de Burgos.

Evolución y demolición

Los franciscanos de este convento tuvieron una gran influencia espiritual en la vida social de Valladolid. Supuso además un gran aporte cultural y fue muy rica en acontecimientos religiosos. Su desaparición total en 1836 fue una gran pérdida para la ciudad, aunque al mismo tiempo, la recuperación del extenso solar trajo consigo una importante transformación urbanística en un Valladolid que crecía por esa zona y que necesitaba de la creación de edificios y de vías de acceso.

A comienzos del siglo XV los monjes franciscanos habían llegado a una forma de clausura bastante relajada. En 1416 hubo un movimiento reformista agrupándose varios conventos que eligieron al de Valladolid como cabeza de la Provincia franciscana de la Inmaculada Concepción. Por entonces este convento tenía una numerosa comunidad. Hasta el punto que el padre Sobremonte dice en su historia

…eran tantos que no cabían en el coro.

1 Entrada a la iglesia y convento. / 2 Atrio de la iglesia. / 3 Todo lo que comprende el templo, capillas, claustro, sacristía y oficinas relativas a éste. / 4 Patios de luces. / 5 Corral de la puerta de las casas. / 6 Huerta. / 7 Pozo de la nieve. / 8 Casas particulares. / 9 Portería de la calle de Santiago. / 10 Algive. / 11 El color sombra flojo comprende en todo el plano las demás oficinas de la servidumbre del convento.

En el convento tenían lugar importantes eventos relacionados con la vida religiosa en general o con la vida civil de la ciudad:

  • En 1570 fray Juan de Pineda (1513?-1593?) (que tuvo problemas con la Inquisición), decidió cambiarse desde la Provincia de Santiago, a la Provincia de la Concepción en el convento de Valladolid, donde fue bien acogido y residió bastante tiempo. Juan de Pineda, erudito predicador, fue uno de los mejores escritores de su época en lengua castellana.
  • Juan de Zumárraga, primer obispo de Nueva España, nombrado por Carlos I en 1528, tuvo que regresar a España para ser consagrado, ceremonia que tuvo lugar el 27 de abril de 1533 en este convento.
  • En 1695 se celebró la consagración del presidente de la Chancillería de Valladolid, Francisco Joániz de Echalaz, nombrado arzobispo de Cartagena. La gran comitiva entró en la iglesia por la capilla de Copacabana haciendo diferenciación entre hombres y mujeres; las mujeres entraron por el pórtico del claustro en la nave de Santa Juana. La comunidad en pleno salió a recibir a la ilustre comitiva Después de la ceremonia religiosa, el acontecimiento terminó con la celebración de festejos con juegos artificiales, bebidas y dulces.
  • En 1740 se celebró en el convento el capítulo general de la Orden. Hubo una gran procesión el 5 de junio, día de Pentecostés, en la que sacaron a desfilar un gran número de santos (detrás de cada cual iba un religioso con capa pluvial), cerrando la comitiva la imagen de la Purísima Concepción que se hallaba habitualmente en el coro de la iglesia. Este acontecimiento fue muy festejado en la ciudad y ampliamente narrado por C. González García Valladolid en sus Recuerdos y grandezas. También Ventura Pérez hace mención en su Diario de Valladolid en la sección que titula Capítulo general de San Francisco en esta ciudad.

  • En los años 1746 y 1747 se celebraron grandes fiestas por la canonización de San Pedro Regalado, patrono de Valladolid. El 20 de junio de 1747 trasladaron la imagen de este santo desde la capilla de Copacabana a la catedral. Ventura Pérez hace un extenso relato de más de siete carillas en su libro de memorias.
  • […] Iba delante un batallón de soldados muy lucidos con sus uniformes a manera de guardia, casacas azules y chupas y calzones encarnados. […] Entonaron el Te Deum con gran estrépito de clarines, timbales, violines, trompas y contrabajo; hubo muchos músicos forasteros, y concluido que fue iluminaron primorosamente la fachada […]
  • La vida del convento y su relación con la ciudad transcurrió sin sobresaltos hasta la Guerra de la Independencia Española en que fueron suprimidas todas estas casas religiosas. El día 18 de agosto de 1809 obtuvieron una autorización especial para mantener abierta la iglesia (igual sucedió con otros conventos). En septiembre de ese mismo año se hizo un inventario de las obras suntuarias. Ortega Rubio apunta que en febrero de 1811 se derribaron las puertas principales, la fachada y el patio de la iglesia y comenzaron las obras para edificar casas. En febrero de 1814, terminada la contienda con Napoleón, regresaron los franciscanos a su convento que encontraron bastante reducido (ya se había vendido parte de él a particulares), hasta que en 1835 (como consecuencia de la Desamortización) se sacó también a pública subasta la huerta, que además de hortalizas tenía 80 árboles frutales y negrillos, más una noria en buen estado. El Boletín Oficial de Valladolid anunció el 6 de agosto de 1836 la venta del…

    […] edificio que fue convento de San Francisco situado en la Acera a que da nombre, con su iglesia, capillas, habitaciones altas y bajas, bodega, patios, huerta con su noria, aljibe, siete pozos de agua potable, otro para nieve, cuadras y pajares […] tasado en 4.520.060 reales 17 maravedíes.

    No consta que acudiera nadie a la oferta, por lo que la junta de ventas de edificios y efectos de los conventos desamortizados en la provincia de Valladolid tuvo que hacerse cargo y propuso la demolición a expensas del Estado. Una vez derruidas todas las construcciones se pusieron a la venta los solares. Muchas de las baldosas del convento sirvieron para pavimentar el Ayuntamiento viejo que estaba decrépito y para construir la torre del reloj. Casi un año después todavía continuaban las labores de derribo. Algunas obras de arte pudieron ser rescatadas y salvadas en el Museo Nacional de Escultura, pero la mayoría desaparecieron sin dejar rastro.

  • Así se vería la portada de san Francisco en la plaza si se hubiera conservado (Fotografía: Rincones con fantasma. Juan Carlos Urueña)
  • Fuente: http://es.wikipedia.org/wiki/Convento_de_San_Francisco_%28Valladolid%29
  • El convento de san Francisco de Valladolid: nuevos datos para su historia


Imprime este artículo

No hay comentarios:

 
Subir