2/11/09

Palacio de Los Vivero


El palacio de los Vivero se encuentra en Valladolid, enfrente del Convento de las Descalzas Reales. En él firmaron compromiso matrimonial los Reyes Católicos en 1469; a principios del siglo XVI la Corona estableció en este palacio la sede de la Real Audiencia y Chancillería de Valladolid.




Historia

Es un palacio construido a mediados del siglo XV para don Alonso Pérez de Vivero, Contador Mayor de Juan II, asesinado por orden del valido del rey, Álvaro de Luna, sobre antiguas fortificaciones desaparecidas. En una de sus estancias, la llamada Sala Rica, firmaron compromiso de matrimonio el 14 de octubre de 1469 los Reyes Católicos, uniéndose así las Coronas de Castilla y Aragón.

Palacio de Los Vivero en los primeros años del siglo XX

En su día, el Palacio de Los Vivero fue un palacio fortificado, con torres, muralla, foso y torreón. Estos elementos fueron derribados por orden de los Reyes Católicos en 1475, para evitar que fuese empleado en luchas contra la monarquía.

Cuando la familia Vivero perdió la propiedad de este palacio, la Corona lo habilitó para Chancillería y llevó a cabo obras de bastante importancia, como el patio central.

En 1562, Felipe II ordena la construcción junto a este palacio de un edificio que contuviera el archivo del Supremo Tribunal. El proyecto se encargó al arquitecto Francisco de Salamanca, quien anteriormente había diseñado la Plaza Mayor de Valladolid, que diseñó un edificio sencillo con columnas dóricas en torno a un patio central. Adosado a este último se dispuso otro destinado a Cárcel en estilo clasicista para presos cuyas causas tramitara el Tribunal. Su fachada presenta una falta absoluta de decoración pese a haberse terminado a finales del siglo XVII.

En la actualidad alberga la Biblioteca Universitaria Reina Sofía, y la Casa del Estudiante, propiedad de la Universidad de Valladolid.

La casa fuerte de los Vivero desapareció. Actualmente puede verse el palacio de los Vivero.

Protección

El edificio está protegido por la Declaración genérica del Decreto de 22 de abril de 1949, y la Ley 16/1985 sobre el Patrimonio Histórico Español.


Imprime este artículo

No hay comentarios:

 
Subir