30/10/09

La Sede de Las Cortes de Castilla y León

Las Cortes de Castilla y León tienen su sede en un moderno y funcional edificio situado en una de las áreas mas pujantes de Valladolid.

Ubicado al pie de la avenida de Salamanca, verdadero eje neurálgico de las comunicaciones de la ciudad, y abierto a ella a través de una amplia plaza de nueva ejecución que reorganiza el espacio urbano del Plan Parcial Villa del Prado, la nueva sede de las Cortes de Castilla y León, más allá de proporcionar unas instalaciones adecuadas y dignas para el ejercicio de las tareas parlamentarias, tiene la vocación de convertirse en uno de los edificios más representativos de la Comunidad Autónoma: el lugar donde se produce el debate político y la caja de resonancia de las inquietudes y expectativas de su dinámica sociedad, que renueva sus dotaciones urbanísticas y su imagen exterior, y simboliza con su acentuado carácter representativo la esencia democrática de la más destacada institución de la Comunidad, configurando, en definitiva, un edificio para las Cortes del Siglo XXI, que cubre sobradamente sus necesidades funcionales y ofrece al mismo tiempo la imagen más moderna y pujante posible de Castilla y León.

Principales características de la sede de las Cortes de Castilla y León

En su definición final, el edificio se compone de cuatro volúmenes y dispone de una superficie construida de casi 30.000 metros cuadrados.

El primer volumen, de planta rectangular, se integra por las plantas baja, primera y segunda. La fachada vista es de hormigón blanco, con unas dimensiones de 175 m de largo por 50 m de ancho. Este volumen se abre con una celosía abierta en su fachada oeste a los espacios destinados a oficinas. En su fachada sur se abre un gran hueco al que da el Salón de Recepciones y el despacho de Presidencia.

En la fachada este, bajo el Hemiciclo, se ha abierto un hueco hasta la planta primera, ofreciendo con ello condiciones de iluminación a la zona de entrada al salón de plenos. La altura de este volumen llega a los 14,50 m.

El segundo se corresponde con la biblioteca que, con franjas horizontales de protección de aluminio y vidrio, se abre hacia el plano inclinado de césped que recorta la perspectiva desde la Avenida de Salamanca.


El tercero se corresponde con el volumen del Hemiciclo, con planta de 26x26 m y altura de 13,30 m sobre la cubierta del volumen principal. Su fachada exterior se ha diseñado en vidrio serigrafiado utilizando imágenes digitalizadas de alabastro, con una interpretación de los arquitectos de color y volumen ofreciendo una imagen más cálida y que contrasta con el hormigón blanco sin caer en el mimetismo de la piedra. La luz penetra hacia el interior por una segunda piel de alabastro, y tamiza el recinto del Hemiciclo donde predominan las maderas nobles. Los juegos de luz resultan refrescantes y sorprendentes, contribuyendo de día y noche a una cambio en el paisaje urbano de la Avenida de Salamanca.


El cuarto es el volumen de vidrio con muro cortina de dos plantas y que nace de la cubierta del basamento, pero a la vez se macla en él en los patios. Es un volumen de 150 m de longitud por 10 metros de anchura, con perfilaría de aluminio en color burdeos-marrón y donde el color del vidrio tabaco permite una lectura unitaria del volumen proyectado.
La cubierta del basamento de hormigón se convierte, tal y como establecía el proyecto original, en la quinta fachada, con un tramado de terrazas y patios singular, por donde penetra la luz al edificio.
Sin duda nos encontramos ante un edificio que, desde su posición en la trama urbana de Valladolid, contribuirá a potenciar la Arquitectura en Castilla y León.

Cronología y fases en el desarrollo del proyecto

En los últimos años, el importante incremento de las tareas parlamentarias, venía aconsejando el traslado de la sede de las Cortes de Castilla y León, desde su ubicación provisional del Castillo de Fuensaldaña a un edificio más moderno y funcional.

Con tal fin, se convocó un concurso de ideas, resultando ganador el arquitecto granadino Ramón Fernández Alonso, con un proyecto caracterizado por el uso de elementos y volúmenes constructivos que revestían un acentuado carácter institucional y, al mismo tiempo, facilitaban la realización de las tareas parlamentarias en óptimas condiciones de eficacia y funcionalidad.
Ubicado en el Plan Parcial "Villa de Prado", en el solar cedido por el Ayuntamiento de Valladolid, el proyecto de la nueva sede de las Cortes de Castilla y León se articulaba en dos partes bien diferenciadas: la institucional, donde se sitúa el Hemiciclo; y la administrativa, donde se ubican los servicios auxiliares de la Cámara.
Con objeto de "prevenir las necesidades de un parlamento del siglo XXI", en palabras del Presidente de las Cortes de Castilla y León, José Manuel Fernández Santiago, se elaboró durante el mes de julio de 2003 el proyecto definitivo, para aumentar la versatilidad y funcionalidad de sus dependencias, y conseguir la mejor adecuación al trabajo, tanto de las distintas Comisiones y órganos del Parlamento regional, como del aparato administrativo que permite su desenvolvimiento.

El 29 de julio de 2003 la Mesa de las Cortes aprobó el proyecto de ejecución y el 19 de agosto de 2003 se publicó en el Boletín Oficial de las Cortes de Castilla y León la resolución de la Presidencia por la que se anuncia la licitación de las obras de construcción de la nueva sede mediante procedimiento abierto y adjudicación por concurso con variantes, con un plazo de ejecución de 28 meses.
En su reunión de 18 de febrero de 2004, la Mesa de las Cortes adjudicó el contrato de construcción de la nueva sede de la Institución a la Unión Temporal de Empresas integrada por las sociedades “Fomento de Construcciones y Contratas” y “Construcciones y Obras Llorente”.
La obra se inició en el mes de abril de 2004 con la intervención de un Equipo de Dirección de la Consejería de Fomento de la Junta de Castilla y León, al que se incorporó poco más tarde la empresa EPTISA como adjudicataria del concurso de Asistencia Técnica para la dirección facultativa de las obras.
Tras un año largo de trabajos del Equipo de Dirección de la Obra con los Equipos designados por la propiedad y la empresa constructora, se avanzó sustancialmente en la mejora del diseño inicial, adaptándolo a un mejor programa funcional, modificando los acabados de cara a su mayor durabilidad, y mejorando sustancialmente las instalaciones en materias como la climatización, electricidad e iluminación.

-Fuente: http://www.ccyl.es/cms/conoce/sede/

-Recorrido Virtual

-Cortes de Castilla y León


Imprime este artículo
 
Subir