23/6/11

La Biblioteca histórica de Santa Cruz



Origen e historia
La biblioteca de Santa Cruz es la Sección General de Fondo Antiguo de la Universidad de Valladolid, que recoge todas las obras publicadas con anterioridad a 1835 de la Biblioteca Universitaria de Valladolid y el fondo de la propia biblioteca de Santa Cruz.
Fue fundada por el Cardenal D. Pedro González de Mendoza en 1483 como parte integrante del Colegio Mayor de Santa Cruz y para uso de los colegiales que estudiaban en la Universidad de Valladolid y residían en este colegio mayor.


Empieza a funcionar, por tanto, a fines del s. XV pero se sabe muy poco acerca de ella en esta primera etapa sin poder calcular el número aproximado de libros que la componían. Sus fondos se van formando por las obras que da el propio Cardenal y mediante donaciones y adquisiciones posteriores, puesto que las rentas del Colegio eran muy altas.


Ya en las Constituciones que da el Cardenal Mendoza para la organización del Colegio, hay algunas encaminadas a salvaguardar los libros, a las que mas tarde se añaden otras para regular la apertura de la biblioteca nombrando un encargado de la misma que vele por sus fondos.
Gracias a estas medidas pudo la biblioteca llegar con bastante integridad a principios del s. XIX.
En este momento, año 1807, la Real Chancillería realiza un inventario en el que se muestra que la biblioteca poseía unos 13.000 volúmenes aproximadamente.


Durante fines del siglo XVIII y principios del XIX se producen una serie de reformas y cambios en los Colegios Mayores que repercuten tambien en nuestra biblioteca que pasa a depender de distintas instituciones hasta 1850, año en el que, por Real Orden de Isabel II, queda definitivamente integrada en la Universidad de Valladolid.
Actualmente, a estos 13.000 vols. hay que añadir otras 11.000 obras de la Biblioteca Universitaria a las que hacíamos referencia en el primer párrafo, procedentes de los colegios de los Jesuitas cuando fueron expulsados de España en 1767, y de las bibliotecas de las Ordenes religiosas al producirse la Desamortización de Mendizábal en 1836.


La finalidad de esta biblioteca no es ser un mero depósito de publicaciones antiguas, sino ser un Centro de Investigación sobre Manuscritos, Incunables e Impresos antiguos abierto a toda clase de investigadores, a los que, con ayuda de los medios tecnológicos adecuados, poder prestar todos los servicios que demanden.

Imprime este artículo

No hay comentarios:

 
Subir