30/10/11

El Zócalo de Azulejos del Palacio Pimentel


Entre 1939 y 1940 se instaló en El Zaguán del Palacio de Pimentel un zócalo de azulejos con 12 escenas de episodios históricos de la ciudad de Valladolid, realizados por el ceramista talaverano J.Ruiz de Luna.
El zaguán es un amplio vestíbulo rectangular que pone en comunicación la calle con el patio.
La tradición mudéjar los disponía, como en este caso, con el eje desenfilado, de forma que no se veía el patio desde la calle. Se cubre con artesonado de bóveda.

Haciendo click sobre el título de cada imagen obtendrás información detallada sobre la misma


La plaza de San Pablo con el pasadizo que se construyó desde la ventana del palacio hasta la iglesia a fin de que pasase la comitiva bautismal del futuro Felipe II. El pasadizo era de madera y estaba cubierto en toda su extensión de frondoso ramaje y adornado de frutas y verduras.


El miércoles 5 de junio de 1527 Felipe II era bautizado en la iglesia de San Pablo por el arzobispo de Toledo. Con este motivo hubo en Valladolid grandes fiestas con toda clase de juegos, toros y torneos.

Con ocasión de la primera visita del emperador Carlos a Valladolid y la celebración de Cortes entre noviembre de 1517 y marzo del siguiente año tienen lugar en Valladolid grandes fiestas con toda clase de juegos. Uno de ellos fue este "torneo a la francesa".

"Castilla por el rey Don Felipe nuestro señor" fue la fórmula utilizada para proclamar rey a Felipe II el 28 de marzo de 1556.

El día 21 de mayo de 1559 fue elegido para la presentación de Don Juan de Austria, hijo bastardo del emperador Carlos, a la reina gobernadora. Aquel día se celebró un auto de fe en el que se quemó a 15 condenados, entre ellos al doctor Cazalla.

En septiembre de 1559 Felipe II viene por primera vez a Valladolid tras su coronación. Después del traslado de la Corte a Madrid, ya no volvería a Valladolid sino fugazmente en tiempos de Felipe III.

En 1590, con ocasión de la donación al monasterio de San Benito de una reliquia del santo titular, se invitó a Felipe II para que asistiera al acto. El rey no pudo asistir pero envió su mejor litera para trasladar la reliquia.

La procesión celebrada con ocasión del traslado de la Reliquia de San Benito se institucionalizo celebrándose todos los años. La costumbre llegó hasta el siglo XIX.

Es uno de los edificios más emblemáticos de Valladolid. Se construyó inicialmente como capilla privada del conde Ansúrez, fundador de la ciudad, juntamente con la Colegiata de Santa María la Mayor.

El 21 de septiembre de 1561, día de San Mateo, padeció Valladolid el más horroroso incendio que prendió en la ciudad. En las cincuenta horas que duró, destruyó 440 casas.

La destrucción que produjo el incendio de 1561 ofrecía una buena oportunidad para modernizar el trazado urbanístico de la ciudad todavía medieval. Las calles se trazan ahora a cordel y se hacen más anchas y con soportales.

Salieron de Medina del Campo al anochecer del 9 de agosto de 1568, y recorrieron durante la noche, para evitar los rigores del calor, las nueve leguas que hay hasta Valladolid. Teresa de Jesús venía a fundar el primer convento de la reforma de la orden del Carmen.

Imprime este artículo

1 comentario:

George Brown dijo...

Son muy bellos, me encanta. Me ha recordado a los que hay en Plaza de España de Sevilla.

un saludo amigo

 
Subir