29/8/10

Historia de las Ferias y Fiestas de Valladolid


Este fue el primer programa de las fiestas.

Las Ferias y Fiestas de San Mateo, remontan sus orígenes al Privilegio Real otorgado a la ciudad el día 11 de enero de 1156 por el Rey Alfonso VI- confirmado por Alfonso X "El Sabio"-, por el que se autorizaba, el día 15 de Agosto, una feria mercantil.
Las Ferias de San Mateo no tuvieron esa advocación "desde siempre". La fuentes documentales indican que los sucesivos Ayuntamientos de Valladolid entre 1877 (año en que se publicó el primer programa de las fiestas) y 1939 (año en que finalizó la Guerra Civil) no asumieron -o no se hicieron eco en caso de existir- de sentimiento popular alguno relacionado con honras al santo.



Es demasiado banal concluir que la advocación a San Mateo parte de la jornada en la que fue sofocado el voraz incendio de la ciudad el 21 de septiembre de 1561, ya que el destructor incendio no concluyó sino que se inició ese día, y además la convocatoria ferial correspondiente a la segunda mitad del año no tuvo lugar en el mes de septiembre hasta 1843, cuando a propuesta de los rectores del municipio quedó sancionado así por Real Orden. Según todos los indicios documentales, el progresivo adelanto de fechas desde octubre tuvo razón de ser en la superación de una climatología adversa -lluvia y baja temperatura otoñales-, que arruinaba con frecuencia espectáculos de tanta aceptación como los taurinos.


La advocación a San Mateo se refleja por primera vez en la documentación municipal cuando discurre el año 1939. A pesar de la novedad absoluta, figura como intitulación interior del programa de festejos bajo la formula "Tradicionales Ferias de San Mateo".
Entre 1939 y 1959, las manifestaciones en acta de los concejales continuaron aludiendo indistintamente a la Feria de Septiembre y a la Feria de San Mateo, si bien fue esta última la que figuró en el interior de los programas de mano de esos años.
En sesión plenaria de 29 de abril de 1959, el Ayuntamiento acordó que a partir del siguiente año de las ferias se celebraran "durante unas fechas fijas en las que se incluya el día de San Mateo, y que las mismas diesen comienzo "el tercer domingo del mes de septiembre".


Estadística de pluviometría.
En 1910, un grupo de comerciantes e industriales solicitó al Ayuntamiento que en años sucesivos la feria diese comienzo el día 8 de septiembre. La razón aludida prevenía deun singular estudio de los tipos de tiempo en Valladolid desde 1870, conforme al cual siempre había llovido del 20 al 30 de septiembre y en cambio no había caído una sola gota del 8 al 15. Finalizada la feria de ese año, el Consistorio acordó abrir un periodo de información pública para que los ciudadanos diesen opinión sobre el particular, pero la proposición no cuajó, sin que para el desestimiento se argumentase en ningún momento ni el día de San Mateo ni ninguna otra santidad.

Programa de ferias del año 1948

Bastante despues, en 1957, sin debate previo en sesiones decisorias, la Feria de Valladolid fue convocada del 7 al 22 de septiembre -lo que se repetiría al año siguiente- con una leyenda en el interior del programa impreso en la que se lee: "Programa oficial de festejos...con motivo de las Ferias y Fiestas de Nuesta Señora de San Lorenzo y de San Mateo". Pero la experiencia de ese bienio resultó negativa desde el punto de vista de los organizadores, quienes esta vez sí dejaron huella documental con un debate en la Permanente de abril de 1959, en la que se juzgó que tan larga duración del programa suponía un elevado coste para la municipalidad, y además se había constatado una disminución de la concurrencia de público por coincidir las fechas con idénticas celebraciones en Palencia y Salamanca.
Con el fin de "evitar arbitrariedades", el 29 de abril de 1959 se acordó en sesión plenaria que la Feria de San Mateo diera comienzo el tercer domingo del mes de septiembre, y así fue hasta el año 2000 desde la que la feria vallisoletana se celebra en honor a la Virgen de San Lorenzo en vez de a San Mateo, coincidiendo esta festividad con el día 8 de septiembre.



La distintas ubicaciones
El cambio de ubicación del Real de la Feria se inicia en 1914 al pasar de los jardines y paseos del Campo Grande a su Paseo Central, donde permaneció hasta el año 1947. En 1948 se lleva al Paseo Alto de las Moreras, donde se instaló durante veinte años. En 1969 se traslada a la Cañada de Puente Duero -a continuación de los jardines de La Rubia- y de allí a su actual emplazamiento en el Paraje de Caño Hondo, junto al Nuevo Estadio José Zorrilla.

La Feria de Día
Desde el año 1999 se viene desarrollando la llamada "Feria de Día". Una feria singular en la que los bares y restaurantes participantes sacan a las calles unas casetas repletas de tapas, pinchos y bebida, aunque también hay establecimientos que participan sin poner caseta en el exterior.

Feria de Día


-Fuente: Ferias y Fiestas de San Mateo 1877-1960 (Paz Altés Melgar y Rosa Mª Calleja Gago). ISBN: 84-86808-40-5

-Fuente: Valladolid, una ciudad Contada. (Joaquín Martín de Uña). ISBN: 84-95389-01-0

Imprime este artículo

No hay comentarios:

 
Subir