5/12/11

Un cementerio bajo la plaza. Las criptas de la Iglesia del Salvador


En el siglo XIII, la ermita de Santa Elena ubicada en la plaza del Salvador estaba rodeada por un cementerio. Las excavaciones arqueológicas no han encontrado restos de este antiguo templo pero sí se han hallado varias tumbas del camposanto que se extendía a su alrededor.


Con la repoblación de Castilla este lugar de culto se quedó pequeño y se decide tirarla y construir de nuevo, ubicando los cimientos sobre el antiguo cementerio.












Ya entre el siglo XIV y XV, de nuevo se vuelve a derribar la iglesia, excepto la capilla de la familia González de Illesca, muy cercanos a los Reyes Católicos, para construir otra.


Es bajo esta capilla donde se encuentra la cripta con las tumbas y los esqueletos, que en un principio fue el lugar de enterramiento de esta poderosa familia y que más tarde se convirtió en un cementerio de niños, por las más de setenta tumbas infantiles encontradas. Eran enterrados sin ningún elemento de ajuar, según la costumbre de la época.


En las labores de restauración llevadas a cabo el objetivo era rehabilitar esta capilla que poco a poco se caía a pedazos y encontrar esa cripta conocida por los escritos de la época, la sorpresa fue encontrar también otra cripta similar con varios túneles, la cual se desconocía, ambas construídas en piedra; la más profunda y antigua responde al espacio reservado por el fundador como sepultura familiar; la otra constucción se añadió más tarde una vez clausurada la primera, sirviendo también para el enterramiento de parroquianos destacados.













Esta cripta, bajo el suelo de la iglesia del mismo nombre, esconde las tumbas más antiguas encontradas en la ciudad.


Tumbas antropomórficas la mayoría excavadas directamente en la piedra y la tierra con la forma del cuerpo humano, algunos sarcófagos de piedra tallados con la misma forma y otras construídas con ladrillos.













Bajo el pavimento puede apreciarse el exterior de la bóveda de piedra de la última de estas criptas, cuya construcción, entre los siglos XVI y XVII, obligó a elevar el suelo de la capilla, originalmente al nivel que marca la celosía que puede también verse bajo la actual puerta de separación hacia el altar.


Ver mapa más grande


Vease también el artículo "La Iglesia del Salvador"
Imprime este artículo

2 comentarios:

Joanna dijo...

¿Se puede visitar?

Narciso Sancho dijo...

me encanta este articulo yo estudio para ser historiador e investigador privado historico, este articulo esta muy bien complementado e informado, cogeré informacion para un trabajo gracias. y ademas soy de Valladolid ire a verla

 
Subir