6/2/12

El Nuevo Estadio José Zorrilla


La mejor muestra de la vocación del Ayuntamiento por dotar a la ciudad de las instalaciones deportivas que necesitaba, fue la solicitud de formar parte de las sedes del Campeonato del Mundo de fútbol de 1982 que la FIFA había concedido a España, que llevaba aparejada la construcción de un estadio, el único de nueva construcción de los 14 que albergaron encuentros de aquel evento.


Después de barajar varias opciones, se optó por la de construir el recinto en unos terrenos cedidos por la Diputación Provincial en el denominado Pago de "La Barquilla", en la zona oeste de la ciudad y muy cerca de la zona residencial Parquesol, que aún se hallaba en embrión.

Obras de construcción del Nuevo Estadio

En tiempo record, el alcalde Rodriguez Bolaños presentó a los medios informativos el 28 de noviembre de 1981 el avanzado estado de las obras del nuevo estadio con capacidad para 33.000 espectadores y posibilidad de aumentar el aforo hasta 45.000. El campo, con accesos y amplias zonas de aparcamiento ocupaba una superficie de 25 hectáreas, rondando los 700 millones de pesetas el coste de la construcción.


El gran beneficiado, independientemente de la imagen de la ciudad que el Campeonato iba a proyectar al mundo entero, fue el Real Valladolid, que seguía jugando sus encuentros en el vetusto estadio "José Zorrilla", con 40 años de antiguedad y una capacidad de 22.000 espectadores, a todas luces insuficiente para un equipo que militaba en 1ºª división y contaba con 15.000 abonados.

Viejo estadio Zorrilla

Independientemente de la proyección exterior que la ciudad obtuvo con el Mundial 82, la inauguración del nuevo estadio fue la gran noticia deportiva del año. La condición que la FIFA impuso a Valladolid para albergar una de las subsedes del Campeonato fue la construcción de un campo nuevo, que fue realidad en poco más de un año.

El estadio al poco de su inauguración

El 20 de febrero de 1982, cuatro meses antes del comienzo del Mundial, se inauguró el "Nuevo Zorrilla" con un partido de liga entre el Real Valladolid y el Athletic de Bilbao. En el minuto 84, Jorge Alonso consiguió el triunfo blanquivioleta con un gol histórico, el primero del equipo local en su nueva casa.
Como el de Valladolid era el único campo de nueva construcción de cara al Campeonato del Mundo, la Federación Española también designó la capital del Pisuerga para acoger la final de la Copa del Rey, que disputaron Real Madrid y Sporting de Gijón, saldada con victoria madridista por 2-1, aunque se habló mucho más del frío que del resultado.

Inauguración. Bailes regionales previos.

Pese a estar ya en primavera (13 de abril) el viento y la baja temperatura convirtieron el recinto en una nevera que descubría el error de los arquitectos que diseñaron el estadio, al dejar los dos fondos a un nivel más bajo que las gradas laterales.
Después, en los tres encuentros del Mundial que acogió en el mes de junio, se agradecía la brisa que soplaba del páramo pero ya se tuvo claro que había que cerrar con urgencia el fondo norte.








Alineaciones iniciales el día de la inauguración y el gol de Jorge Alonso.

El acontecimiento deportivo más importante de la historia -nunca antes se había celebrado un campeonato del mundo de cualquier deporte en esta ciudad- no dejó tanto dinero como se había pronosticado, pero al menos, y gracias a la iniciativa municipal, sí sirvió para sustituir el viejo campo del Paseo de Zorrilla por una instalación moderna, espaciosa y... aireada.



-Fotografías obtenidas del Archivo Municipal de Valladolid, de la web del Real Valladolid y de la web Pasión Violeta.-Fuente del texto: 30 años de deporte municipal. ISBN: 978-84-96864-54-2
Imprime este artículo
 
Subir