El desaparecido almacén de frutas Hermanos Santaolaya


En la calle Cardenal Cos (en un lateral de la Catedral) pervivió hasta hace pocos años la fachada de ladrillo rojo del antiguo almacén de frutas de los Hermanos Santaolaya, un negocio que abrió en los años 50 esta familia, que gestionaba otros locales relacionados con la alimentación en la ciudad desde principios de siglo. En 1950 Evaristo Santaolaya recibió un permiso para abrir una abacería (una especie de ultramarinos donde se vendían vinos y licores) en la calle Cardenal Cos 1. En 1974, este edificio pasó a utilizarse como almacén de envases para frutas y verduras. 

El muro, muy reconocible por sus letras pintadas sobre el ladrillo y un número de teléfono de los de antaño, con cuatro cifras, no estaba protegido ni catalogado. La hemeroteca de El Norte de Castilla guarda varios anuncios de este negocio, capitaneado por Evaristo Sataolaya.  El almacén era un ultramarinos en el que se despachaban productos de alimentación a granel y en el que también se compraba directamente a los agricultores. El último de los anuncios localizados data del 14 de octubre de 1961, cuando en una 'clasificado' se compraba almendra dulce y amarga.

Dos años después, en 1976, Magdalena Gómez Gabriel recibiría licencia para abrir una guardería que fue ampliada en 1993 (sería entonces cuando asimilaron el patio de Santaolaya a la guardería).


Fuente: El Norte de Castillaultimocero.com


Comentarios