3/2/10

Juan Agapito y Revilla

Por V. PRESENCIO REVILLA
La céntrica calle de Juan Agapito y Revilla fue dada de alta en el año 1738 con el nombre de Cruz Verde. Tiene una anchura de 6,29 metros, una longitud de 199,4 y una superficie de 1,184. Es una calle peatonal que comienza haciendo esquina con la calle de Mantería con un edificio que consta de planta baja destinada a locales comerciales más ocho alturas, seguidamente se levanta otro inmueble de muy distintas características, que tan sólo cuenta con tres alturas, prosiguiendo por esta zona con bloques de viviendas de diferentes alturas. Por su lado derecho comienza igualmente haciendo esquina con la calle de Mantería, con un edificio en el que se ubica el cine Mantería, denominado anteriormente La Fuente, inaugurado en 1933 con la película 'Bombas en Montecarlo'. El 15 de febrero de 1993 se sustituyó el nombre de Cinema La Fuente por el de Mantería, inaugurándose con las películas 'Europa-Europa' y el 'Río de la vida'. El sótano de este cine sirvió de refugio antiaéreo en la guerra civil.
Juan Agapito y Revilla, este gran historiador vallisoletano, estuvo siempre muy vinculado a nuestra ciudad. En ella nació en 1867, y murió en 1944, y en ella vivió prácticamente durante toda su vida, en la calle Núñez de Arce. Realizó la carrera de arquitectura en Madrid. Fue arquitecto municipal de Valladolid, puesto que desempeño con gran eficacia. Revisó las propiedades municipales, consiguiendo rescatar para el Ayuntamiento algunas que permanecían ignoradas. Creó y organizó el Cuerpo de bomberos. Tomó parte en la operación de desvío del río Esgueva, en la pavimentación de calles, en la mejora del alcantarillado... Y como arquitecto, construyó algunos edificios que pertenecen a la estilística del momento, como la iglesia de la Pilarica. Fue director del Museo de Escultura, miembro de la Real Academia de Bellas Artes de la Purísima Concepción y presidente de la Comisión Provincial de Monumentos.
A Juan Agapito y Revilla se debe la recomposición de los pasos de Semana Santa. Además, revitalizó la función de las cofradías.


Hizo un gran esfuerzo por descubrir y valorar obras de escultura y pintura. Gracias a él se deben atribuciones y noticias sobre Juan de Juni, Esteban Jordán y, sobre todo de Gregorio Fernández.
Escribió muchos libros y artículos. Estudio con detalle las 'Historias de Valladolid'.
El sábado día 19 de septiembre de 1908 la ciudad de Valladolid estrenaba uno de sus edificios más representativos, la Casa Consistorial que había sido construida por el arquitecto Enrique María Repullés y Vargas. El Norte de Castilla, en su edición del lunes 21, se hizo eco de aquella inauguración. Las autoridades se reunieron primero en la calle de Núñez de Arce, para acudir juntos en carruajes, resguardándose de la pertinaz lluvia. Con la asistencia, por supuesto del autor del proyecto del nuevo edificio, el arquitecto municipal Juan Agapito y Revilla.


El antiguo edificio se encontraba al llegar el siglo XIX en un lamentable estado de conservación, por lo que en 1879 a propuesta del alcalde Miguel Íscar, el pleno municipal acordó el derribo de este viejo Consistorio para la construcción de otro más moderno. Las obras la construcción del nuevo edificio no comenzaron hasta 1892, según los planos del arquitecto local Antonio Iturralde, que había resultado ganador del concurso de ideas convocado para su construcción, aunque el proyecto recibido no gustó demasiado. El proyecto se modificó seis años después cuando al morir Iturralde se hizo cargo del proyecto el abulense Enrique María Repullés y Vargas, quien derribó todo lo efectuado hasta el momento del proyecto de Antonio Iturralde y construyó un nuevo edificio ecléctico. El Ayuntamiento se trasladó al Palacio Ortiz de Vega (en la actualidad el BBVA, situado en Duque de la Victoria) y poco después al Seminario Conciliar, junto a la antigua Escuela Normal de Maestros (situada en López Gómez).

-Fuente: http://www.nortecastilla.es
Imprime este artículo

1 comentario:

Semana Santa en Valladolid dijo...

Persona muy importante en la reconstrucción de la Semana Santa de Valladolid en los años 20.
Yo tengo aquí en mi casa el libro de "Las cofradías, las procesiones y los pasos de Semana Santa en Valladolid". Un saludo.

 
Subir