17/6/10

El Colegio San Juan de la Cruz. Un estercolero en el centro de la ciudad.


El antiguo grupo escolar San Juan de la Cruz de la calle Cardenal Torquemada, frente al Río Hortega, continúa en estado de ruina después de once años de tiras y aflojas entre el Ayuntamiento y los vecinos. Unos por otros y el colegio sin barrer, tanto que las instalaciones acogen ahora un uso muy distinto al educativo que tuvo un buen día después de que indigentes y toxicómanos hubieran forzado la puerta principal para campar a sus anchas por las destartaladas aulas y pasillos del desmejorado centro.


Las lúgubres estancias del viejo templo del saber juvenil son ahora un estercolero de consecuencias imprevisibles -léase plagas, infecciones,...- que ha superado en los últimos años varios incendios, alguno de ellos intencionado, en unas clases en las que los colchones sustituyen a los pupitres.
El fuego ha conseguido que el negro sea el color predominante en un inmueble de dos plantas en el que cuesta encontrar un cristal entero, un marco de las ventanas e, incluso, un radiador.
Hace seis años el Ayuntamiento, tapió puertas y ventanas para evitar que el colegio se convirtiera en una alternativa al albergue municipal de García Morato. En la actualidad, la acumulación de colchones, ropa y toda suerte de enseres dicen más bien lo contrario.


Las pintadas en las paredes y en las escasas pizarras que permanecen en el colegio dan fe también del uso compartido que tuvo un bloque que se cae literalmente a cachos.
La ausencia de una decisión firme sobre el futuro del centro educativo de La Rondilla parece haber condenado al San Juan de la Cruz a desaparecer del paisaje urbano de la entrada principal del barrio desde la Rondilla de Santa Teresa.


En fechas recientes el alcalde Fco. Javier León de la Riva manifestó que el consistorio está en conversaciones con el INSS, que ha mostrado su interés por este edificio. La intención del Ayuntamiento es cedérselo mediante compensación económica o permuta, aunque hubiera preferido en principio una actuación similar a la de Arca Real llegando a un acuerdo con un supermercado, pero no parece que les convenza a los vecinos que ya paralizaron la intención de Sacyl de instalar allí un ambulatorio, y tienen claro que tampoco quieren un centro comercial. La propuesta de los vecinos de construir un aparcamiento subterráneo de 300 plazas para descongestionar el entorno, además de levantar un centro de día para mayores, sigue en la mente de la asociación que representa los intereses del barrio. El colectivo dice que la pérdida de aparcamientos y el envejecimiento del barrio avalan sus propuestas.


Es obligación de los gestores públicos y de las gentes que constituyen una colectividad mantener símbolos identitarios y demostrar que se pueden ir readecuando los edificios a fines nuevos para que el paisaje urbano no tenga que sufrir el trauma de perder una referencia perfectamente reutilizable.
Además, el San Juan de la Cruz se constituye, donde está, en una especie de “puerta” urbana del barrio, pues por aquí se accede a La Rondilla si se viene desde el casco histórico tan próximo: plaza de San Pablo. Y qué mejor tarjeta de presentación que un viejo edificio público y de trazas tan propias y características del barrio en el que se está entrando: materiales (ladrillo), color, proporción y coherencia con el entorno urbano, como es este caso.
Lo que está claro es que nadie, a buen seguro, volverá a pisar el suelo pulido que un día tuvieron las aulas y despachos que acogieron a profesores y alumnos hasta su cierre definitivo en 1999.



Cronología
Septiembre de 1999
La falta de alumnos lleva a Educación a decidir el cierre del colegio San Juan de la Cruz de la calle Cardenal Torquemada, en La Rondilla.

11 de octubre del 2001
Un proyecto municipal prevé la construcción de un aparcamiento subterráneo de 300 plazas en el subsuelo del viejo centro escolar y de un centro de día para mayores -propuesta acogida con satisfacción por la asociación vecinal.

21 de febrero del 2003
Los vecinos acusan al Ayuntamiento de incumplir su promesa tras enterarse de que Sacyl había pedido usar el inmueble para abrir el centro de salud de San Pablo.

29 de noviembre del 2003
Primera protesta vecinal frente al centro escolar para reclamar la construcción del aparcamiento.


8 de junio del 2004
El Consistorio rechaza el proyecto de centro de salud de Sacyl.

25 de octubre del 2004
El Ayuntamiento tapia puertas y ventanas para evitar la entrada de indigentes y jóvenes al interior.

11 de marzo del 2005
El Consistorio ofrece el suelo para albergar una superficie comercial.

2 de abril del 2005
Nuevas protestas vecinales para pedir el aparcamiento subterráneo y el centro de día. Las movilizaciones continuaron hasta fin de año.

8 y 27 de junio del 2005
Se producen los dos primeros incendios en aulas usadas de habitación por indigentes.

A pesar del tapiado y enrejado de puertas y ventanas siempre es posible encontrar o "forzar" algún acceso al interior del edificio.


9 de junio del 2006
Tercer fuego en una habitación ocupada de nuevo por indigentes.

16 de abril de 2010
Un grupo de vecinos del barrio de La Rondilla participa en la 'fiesta reivindicativa' organizada por la asociación vecinal para reiterar su petición de que el antiguo colegio San Juan de la Cruz se convierta en un espacio útil para el barrio. La asociación recuerda que hace ya mucho tiempo que el colegio se quedó vacío y que el paso del tiempo y la «desidia del Ayuntamiento han hecho que el deterioro del edificio sea más que evidente».

04 de agosto de 2016
Las máquinas derriban el colegio San Juan de la Cruz, con el objetivo de despejar el terreno para construir una delegación de la Seguridad Social. Ni la presión vecinal ni las peticiones de Manuel Saravia, teniente de alcalde, han hecho cambiar la posición de Tomás Burgos, secretario de Estado de la Seguridad Social, quien ya ha señalado repetidas veces que legalmente era imposible parar el derribo por cuanto no existía base para revocar una decisión cuyo expediente ya estaba cerrado al no haberse producido ningún cambio desde que se aprobó la demolición.




Ver mapa más grande

-Fuente: Nortecastilla.es, 20minutos.es y Federación de asociaciones de vecinos de Valladolid

Imprime este artículo

6 comentarios:

vazquez74 dijo...

Es una verdadera pena que se deje arruinar un edificio que en su día seguramente supuso una cuantiosa inversión para las arcas públicas.

Diego Fernández dijo...

Qué triste. Cada vez que paso por allí me asombro de que no se le haya dado una solución a ese asunto.
Saludos,

Diego

Semana Santa en Valladolid dijo...

Una verdadera lástima que este edificio después de tantos años, siga así. Espero que pronto se puedan poner todos de acuerdo y buscarle un uso mejor.

Un saludo.

vallisoletano dijo...

Te felicito por el reportaje. Creo que en casos así hay que dar mayor credibilidad a una asociación vecinal del barrio que ha sido ejemplar y honesta en su larga trayectoria. Las tozudeces desafortunadas de la administración, y en concreto del alcalde, no propician entendimientos fáciles.

Saludos.

Anónimo dijo...

todo pro culpa de un gabinete fascista se le puso en la mesa la solucion de que fuera un centro social autogestionado en el que el ayuntamiento casi no tenia que poner un duro y en el que la gente del barrio tendria talleres y demas pero como esta cultura se sale de la que quiere el ayuntamiento hay sigue el san juan de la cruz lleno de yonkis y indigentes por un san juan de la cruz con vida RONDILLA NACION

Anónimo dijo...

la tozudez de la Asoc de vecinos, que no repta los intereses de todos sino solo de unos cuantos, (¿cuantos socios son?). Han dejado pasar la epoca de la burbuja, u ahora ni el terreno valdria un duro. Cualquier solucion hubiera sido mejor que lo que hay, permanentemte vigilado por una patrulla, x cierto. Ya hay un aparcamiento cerca, y 1/2 vacio, creo, pq la gente no puede pagar. Da asco pasar por ahi.

 
Subir