2/11/09

El Bautizo de Felipe II. La leyenda de la ventana

Ventana por la que supuestamente salió la comitiva del bautizo

El miércoles 5 de junio de 1527, 15 días después de su nacimiento, fue el día elegido por el Emperador Carlos para el bautizo del príncipe Felipe. Para ser bautizado, la tradición decía que el recién nacido era bautizado en la zona que correspondiese a la iglesia más cercana. Por lo que según la ubicación del Palacio Pimentel, a Don Felipe le tocaba la Iglesia de Martín, pero la familia real quería que fuese bautizado en la iglesia de San Pablo.

¿Cómo lo podrían solucionar? Pues bien, a alguien se le ocurrió que lo que se podría hacer sería sacar al niño por una ventana. Como tenían rejas, se rompió una de las rejas y por ahí se sacó al niño, en la calle de Cadenas de San Gregorio, que ya pertenecía a la zona de San Pablo. Cuatro siglos después, la reja sigue tal como se dejó como recuerdo de lo que se hizo.

Así que el día elegido la comitiva bautismal salió del palacio de don Bernardino Pimentel por el pasadizo elevado, construido para la ocasión, hasta la iglesia de San Pablo, en medio de la música contratada al efecto y de las aclamaciones de la muchedumbre. Llevaba al príncipe en brazos el Condestable de Castilla, a quien acompañaba el duque de Alba. Tras ellos iban el conde de Salinas, con las fuentes, el conde de Haro, con la sal, el marqués de Villafranca, con la vela, y el marqués de Vélez, con el alba.

Detrás iba la reina de Francia, doña Leonor, del brazo del duque de Béjar con muchas damas y caballeros luciendo ricos vestidos y joyas. La iglesia de San Pablo estaba adornada con el mayor lujo y grandiosidad, ostentando preciosas colgaduras y multitud de luces, candelabros, arañas, flores y suntuosos estrados. Administró el bautismo el arzobispo de Toledo, acompañado de los obispos de Palencia y Osma, imponiéndole el nombre de Felipe, que por cierto lloró muy fuertemente mientras le echaban el agua. Con este motivo hubo en Valladolid y Castilla entera grandes fiestas con torneos, banquetes, corridas de toros fuegos artificiales, cucañas y bailes.

-Fuente: http://blogs.ua.es/elprudente/category/nacimiento-y-bautizo/

Imprime este artículo

9 comentarios:

Anónimo dijo...

que xulooo!!!!

Anónimo dijo...

que xulo!!!!

Anónimo dijo...

!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

Anónimo dijo...

Muy bonito, pero en honor a la verdad y a la historia, esto es una leyenda. El hijo de un rey se bautizaría donde el rey quisiera , nunca una ley de segunda podría imponerse a la voluntad regia. Pero lo cierto es que una ciudad tan vieja como la nuestra , necesita y genera estas bonitas leyendas

Jorge Vallejo de Castro dijo...

Que grande, esta es una de esas historias miticas de Valladolid, recuerdo una excursión del colegio para ver San Pablo y contarnos esta historia.

Pedro de Mingo dijo...

Interesantísima historia, gracias por compartirla.

Un saludo.

Anónimo dijo...

Yo recuerdo que mi padre nos contaba esta historia de como fue sacado y bautizado el REY FELIPE II y hoy despues de 45 años he estado en Valladolid y he recorrido todas sus calles y me ha dado mucha alegria encontrar esta pagina que habla de lo que me contaban con 8 y 10 años. animo y seguir escribiendo.yo me fui de aqui con 11 años. un saludo

DESENGAÑADO... dijo...

Lo que se ha contado es UNA PEQUEÑA parte de la HISTORIA. El PLEITO que enfrentó a los curas de la iglesia de San Martín (Parroquia a la que se debía bautizar al infante por proximidad) contra los DOMINICOS de San Pablo...(notesé que eran los detentadores del PODER eclesiástico desde la Inquisición) duró ¡¡¡¡24 AÑOS!!!! y se determinó CONDENAR a la VENTANA a CADENA PERPETUA, ya que NI EL REY ni los dominicos aceptaron ser los CULPABLES de la BURLA a los de San Martín. Los datos se pueden CORROBORAR en los DOCUMENTOS de la Real Chancillería de Valladolid...otro edificio HISTÓRICO de la ciudad.

DESENGAÑADO... dijo...

Parece ser que no conocen el Pleito que enfrentó a los curas de la Parroquia de San Martín con los Dominicos de San Pablo,con el poder eclesiastico de la Inquisición. Ellos forzaron el bautizo del infante y se cortó la reja de la ventana. La CONDENA a CADENA PERPETUA a la que se "condenó" a la ventana está DOCUMENTADA en la Real Chancillería de Valladolid y tardó ¡¡¡¡24 AÑOS!!!!! en llevarse a cabo. Gracias por sus "informaciones" que son algo "cortas"....

 
Subir