8/5/10

El antiguo Hotel Conde Ansúrez


Joaquín Martín de Uña
A los seis meses de terminar la Guerra Civil, en sesión celebrada el 12 de septiembre de 1939, la corporación municipal aprobó el proyecto presentado por su alcalde, Luis Funoll, para la construcción de un hotel de lujo que reforzara las escasas y anticuadas instalaciones hoteleras de la ciudad.



 La penuria de las arcas municipales y el gran volumen de las obras públicas, que después del conflicto debía afrontar el Consistorio, determinó al regidor a pedir la colaboración de industriales y vecinos para la construcción del mencionado hotel.


A dicho fin se había constituido en junio la Sociedad Anónima Hotel Conde Ansúrez, cuyo consejo de administración estuvo presidido por el hombre de negocios Francisco Mateo e integrado por industriales y comerciantes como Teodoro de Uña y Ángel Chamorro, entre otros. El singular hotel se inauguró el 12 de setiembre de 1943 entre una gran expectación en el primer tramo de la actual calle Doctrinos, esquina con María de Molina.


El objetivo pretendido con la construcción del hotel, disponer de un alojamiento adecuado para las personas de marcada categoría social, política o económica, se alcanzó plenamente: 75 habitaciones con baño, 60 baños, 8 departamentos de lujo y "La mas moderna técnica en instalaciones y servicios", junto al cariño y celo de los accionistas, consiguieron superar el reto propuesto. Por ello, cuando en nuestra ciudad se asentaron hoteles de mayores proporciones y de instalaciones más modernas el Viejo "Conde", cedió el testigo a los nuevos restauradores.

El edificio en la actualidad

Quizás date de su inauguración la publicación de un 'Plano y Guía Turística de Valladolid' que , en tamaño cuartilla y doblado dos veces, sirvió para difundir el lujoso hotel. En la portada del pequeño folleto, impreso a dos tintas (marrón y verde), estaba encabezado por el emblema del hotel, bajo el que se situaba, al parecer, una acuarela de su fachada rematada por una gran bandera nacional.

Las páginas dos y tres recogían de forma sucinta los 'Edificios religiosos más importantes' y los 'Museos y palacios de mayor importancia'. La contraportada recogía una condensada 'Historia del Conde Ansúrez' que, a pesar de carecer de firma, denota la autoría de un concienzudo investigador de la vida del personaje.
Imprime este artículo

1 comentario:

Begoña dijo...

¿Para cuándo un recuerdo al desaparecido Hostal Florido que estaba en frente del Conde Ansúrez?
Son muchos los recuerdos de un lugar muy ligado a mi infancia y a mi familia.
Un saludo

 
Subir