2/11/09

Pedro Ansúrez

Se desconoce el año y lugar de nacimiento de Pedro Ansúrez, aunque se sabe que era descendiente de la familia noble de Munio Gómez, residente desde el siglo X en el valle de Liébana, tierra que su hijo, Diego Muñiz, bisabuelo de Pedro, abandona para trasladarse a tierras palentinas de Saldaña y Carrión, convirtiéndose en su primer conde. En las rivalidades entre los reyes de León y los condes de Castilla, unos sucesores de Diego Muñiz fueron leonesistas y otros castellanistas, destacando entre estos últimos Ansur Díaz, padre de Pedro, que finalmente se reconciliaría con la realeza leonesa cuando Fernando I se convirtió por herencia en el primer rey de Castilla y León y de este monarca recibiría en 1037 un solar en el que edificó un palacio en la ciudad leonesa.
Posiblemente por esos años y en ese palacio nace y se educa Pedro Ansúrez junto a su madre Justa Fernández. A los 20 años ocupa el cargo de instructor y maestro en el manejo de armas del joven príncipe Alfonso VI, con el que entabla una gran amistad.
Después de que Fernando I repartiese los reinos entre sus hijos, dejando Castilla a Sancho II, Galicia a García, León a Alfonso VI y los señoríos de Zamora y Toro a sus hijas Urraca y Elvira, Sancho II derrotó y apresó a su hermano Alfonso VI en Carrión, aunque lograría escapar y refugiarse en Toledo, amparado por su vasallo el rey taifa Almamun. Alfonso es acompañado por su maestro Pedro Ansúrez, que aprende en Toledo la lengua árabe.
Muerto Sancho II en el cerco de Zamora, a manos de Bellido Dolfos, Alfonso VI pudo regresar su tierra y proclamarse rey de Castilla y León, nombrando a Pedro Ansúrez su consejero y gobernador de Toro, Zamora y de las fortalezas de Cabezón y Simancas. Tras la conquista de Toledo por Alfonso VI en 1085, el conde Ansúrez se convierte en repoblador de Iscar y Cuéllar, figurando en 1096 como gobernador de Madrid. Por conocer la lengua árabe actúa como embajador de León ante el taifa granadino Abdallah, que se negaba a pagar los tributos.


Estatua del Conde Ansúrez en la Plaza Mayor de Valladolid

Tras la muerte del rey Alfonso VI, Pedro Ansúrez ejerce como asesor de su hija y heredera Urraca Alfonsez, aunque finalmente se aparta del gobierno activo tras el fracaso del segundo matrimonio de esta reina con Alfonso I, rey de Aragón.
El conde Ansúrez contrae matrimonio con doña Eylo Alfonsez, hija Alfonso Muñoz, conde de Cea, y de Ildoncia, familia noble de los llamados “campos góticos” en Tierra de Campos, con casa junto al principal monasterio de Sahagún.
El matrimonio tiene cinco hijos: Mayor (casada con Alvar Fáñez, ligado a la figura de El Cid), María (esposa de Armengol V, conde de Urgell), Urraca (casada con el conde Sancho), Alfonso (que murió muy joven) y Fernando.

Sepulcro del Conde Ansúrez en la Catedral de Valladolid

A la muerte de su yerno Armengol V, siendo de corta edad Armengol VI, único heredero, su abuelo el conde Ansúrez actúa como regente del Condado de Urgell, estableciendo alianzas militares con Ramón Berenguer III, conde de Barcelona.
Valladolid era una pequeña aldea cuyo caserío se había establecido, desde la segunda mitad del siglo X, en la confluencia de varios ramales del río Esgueva sobre el Pisuerga. A mediados del siglo XI, en tiempos de Fernando I, se construye en ella un Alcazarejo (subsuelo del monasterio de San Benito), una iglesia dedicada a san Julián y una muralla protectora (restos en la calle de las Angustias), siendo el centro urbano la actual Plaza de San Miguel.


El conde Ansúrez y doña Eylo fundan en Valladolid la Colegiata de Santa María la Mayor, ocupada por monjes benedictinos cluniacenses procedentes del monasterio de San Zoilo de Carrión, siendo consagrada el 25 de mayo de 1095. Asimismo, el conde Ansúrez edifica en Valladolid su palacio y la iglesia de Santa María de la Antigua, al tiempo que repuebla la ciudad creando un nuevo barrio en torno a la iglesia de San Martín y construye el Puente Mayor sobre el Pisuerga. Tras este crecimiento urbano, el Pedro Ansúrez logra el rango de villa para Valladolid, asentando un Concejo y el emplazamiento de un mercado, figurando en su jurisdicción los territorios de Laguna, Fuensaldaña, Tudela, etc. Tras la muerte de doña Eylo, contrae de nuevo matrimonio con doña Elvira Sánchez.
Aunque el conde Ansúrez figura en numerosos textos como fundador de Valladolid, no ocurrió así estrictamente, sino que fue el repoblador de una aldea ya existente y su principal engrandecedor como villa.

Efectos atribuídos al Conde Ansúrez y a su esposa doña Eylo. (Museo Arqueológico de Valladolid)

El Conde Ansúrez muere en 1119 cuando tiene más de 80 años. Aunque había dispuesto ser enterrado junto a su esposa doña Eylo en el monasterio de Sahagún, es enterrado en la Colegiata por él fundada en Valladolid. Tras la construcción de la catedral renacentista de Juan de Herrera sobre los terrenos de la antigua colegiata, su sepulcro fue adosado al ábside del Evangelio de la nueva catedral.
En el Museo Arqueológico de Valladolid se conserva un pendón con sus armas bordadas y en el Ayuntamiento de Valladolid un retrato imaginario realizado por un pintor anónimo en 1606.


-Fuente: http://domuspucelae.blogspot.com/2009/03/historias-de-valladolid-el-conde.html

Imprime este artículo

No hay comentarios:

 
Subir